Elogio del cinismo

nick-hornby2

     ¿Se pueder ser un santo en el siglo XXI y llevar con normalidad una vida de hombre-casado-de clase media-inglesa? O planteado al revés ¿es necesario un Cierto cinismo para sobrevivir en la vida moderna?

       Nick Hornby en tono irónico nos plantea éste y otros dilemas  en su novela Como ser buenos. La protagonista no soporta a su marido que es un tío cínico, de humor ácido, criticón de todo y de todos…. pero por azares de la vida, este hombre se pone en contacto con un “sanador espiritual” y su vida cambia de la noche a la mañana: abandona su causticidad y se convierte en un hombre sencillo, que busca el amor del prójimo, la solidaridad humana, la bondad universal y todas esas monsergas. Pensaremos que su familia está encantada con el cambio?, pues todo lo contrario; llevada a la práctica su aspiración a la santidad -acogiendo en su casa a un sin techo, proponiendo a sus hijos que inviten a su casa a los niños menos populares de la clase…-  transtorna la vida diaria de su familia haciendo más difícil aún la convivencia. Medio en broma pero con un fondo serio, Hornby nos da que pensar sobre nuestra propia vida.

        A modo de ejemplo, contaré que el matrimonio protagonista va a cenar a casa de un matrimonio amigo. Les une la complicidad de los maridos en sus críticas demoledoras a todo bicho viviente. Pero al desaparecer en el marido protagonista el cinismo, que les queda para compartir? La protagonista femenina aventura que una vez eliminado el cinismo que era la base de la relación entre la dos parejas, la cena va a ser un desastre como efectivamente lo es y se plantea a sí misma la siguiente reflexión sociológica: “He llegado a sentirme cómoda con el cinismo… El cinismo es nuestro lenguaje común compartido, el Esperanto que ha cuajado realmente… es imposible evitar completamente el desprecio burlón y el cinismo… A cualquier conversación sobre … (aquí cada uno que ponga el nombre de un vecino, amigo, actor, escritor o personaje público) te sientes obligada a ser agria, simplemente para probar que eres una persona cosmopolita, reflexiva y que está al día”.

   (Post rescatado del antiguo Blog de Oesido)

Anuncios

Acerca de Oesido

Tengo muchas dudas y ninguna solución. Sólo sé que hay mucho imbécil, algún malvado y escasísimos sabios.
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s