Pálido fuego

      Poco a poco prosigo mis andanzas por los parajes Nabokovianos, tránsito que con interrupciones, inicié hace unos meses. Primero fue Risa en la oscuridad, le siguió La verdadera vida de Sebastián Knight y ayer concluí Pálido fuego, de los tres el que más me gustó.  Por cierto, que hacía mucho tiempo que no me daba un atracón lector como el de ayer. Leí sin interrupción las ciento treinta páginas que me quedaban del libro de N. y me leí entero, de una sentada, un librito de Bernhard del que hablaré aparte. Unas cinco horas, sin apenas parar, salvo para ingerir dieciocho empanadillas de bonito y cumplir con los mínimos vitales propios de nuestra especie.

 Pálido fuego es Nabokov en estado puro.  Su protagonista, Charles Kinbote, es lo suficientemente impertinente, pedante y asocial como para alcanzar el olimpo de los personajes de N.  Nos cuenta en primera persona su peripecia personal inmiscuyéndose de manera odiosa en la vida del poeta John Shade, nos ilustra sobre la historia de su imaginario  país de origen, Zembla, y por el camino salpica la narración de detalles de erudición, juegos lexigológicos, reflexiones brillantes, bromas escatológicas, críticas impenitentes y demás elementos característicos del gran Vladimir de los que aquí hace gala de manera incontenida.

Posiblemente a Manu y Bob no les gustaría, porque están en otra onda. Por la escasa resonancia que aprecio en los post relativos a Nabokov me doy cuenta que debe ser un escritor parcialmente olvidado. En las estanterías de las librerías siempre hay algún libro de él, casi siempre Lolita o Ada y el ardor, poco más. Bueno, ya es una mayor posteridad de la que alcanzan la mayoría de los escritores. ¿Que tal se venderá ahora el en vida omnipresente Cela? No creo que demasiado.

Aunque no es ni mucho menos un párrafo que represente de manera especial el estilo de Pálido fuego, me apetece transcribir la descripción que Nabokov hace de uno de los personajes de la novela, el anunciado asesino Gradus, porque en su breve descripción reconocí la esencia de muchas personas que observamos en nuestra vida diaria e incluso en la pública. Gradus es un ser vulgar, mezquino y levemente amargado que se involucra en la revolución Zemblana. De él dice N: :”Simples resortes y espirales producían los movimientos internos de este hombre mecánico. Podía haber sido calificado de puritano. Una aversión esencial, formidable en su simplicidad, invadía su alma obtusa: aversión a la injusticia y al engaño. La unión de ambos -siempre iban juntos- le inspiraba un repudio terco y apasionado que no tenía ni necesitaba palabras para expresarse. Una aversión como esa hubiera merecido elogios de no haber sido el subproducto de la irremediable estupidez del individuo. LLamaba injusto y engañoso a todo aquello que superaba su entendimiento. Adoraba las ideas generales y lo hacía con un aplomo pedante. Lo general era divino, lo concreto diabólico. Si una persona era pobre y otra rica no importaba lo que había causado la ruina de uno o la riqueza del otro; la diferencia misma era injusta, y el pobre que no la denunciaba era tan malvado como el rico que la ignoraba. Las gentes que sabían demasiado, científicos, escritores, matemáticos, cristalógrafos, etc., no valían más que los reyes o los sacerdotes: todos detentaban una parte injusta del poder que habían quitado con imposturas a los otros. Un hombre sencillo y honesto debía esperarse alguna mala jugada astuta de parte de la naturaleza y de su vecino“.

¿No conocen a gente que encajaría en esta descripción?

    (Post rescatado del antiguo Blog de Oesido)

Anuncios

Acerca de Oesido

Tengo muchas dudas y ninguna solución. Sólo sé que hay mucho imbécil, algún malvado y escasísimos sabios.
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s