Antonio Tabucchi

     

      Cuando supe de la muerte de Tabucchi, apenas hace quince días, no le presté excesiva atención. Pero como pasa a veces, de pronto el muerto se me ha echado encima y no deja de darme codazos. Empieza la cosa porque releyendo la recopilación de ensayos de Vila-Matas que publica DEBOLSILLO bajo el título Una vida absolutamente maravillosa, hay varias referencias a él y en concreto a su obra más conocida, Sostiene Pereira y como pasa con V-M, empiezas a leerlo y te lleva  de Tabucchi a Pereira, de Pereira a a Pessoa,  pasando por Álvaro Campos, Joyce, Mastroianni  … Después resulta que das una vuelta por FNAC y te das de bruces con todas sus obras publicadas en la edición de bolsillo de Anagrama, una oportunidad única para rellenar  lagunas.

      Tabucchi es de esos escritores que ya antes de leer nada de ellos sabía que me iba a gustar. Tenemos muchos puntos en común. A él le apasionó Portugal; a mí también me atrae. A él le gustaba viajar; a mí tampoco.  Por cierto -disgresión al canto-,  que entre sus muchas andanzas, en  una ocasión llegó a Corvo, una diminuta e insípida isla de Las Azores, y se encontró a un lugareño (que bien podía ser yo mismo)  que más o menos le espetó: “¿Y qué demonios ha venido usted a hacer a esta isla?”  Tabucci pensó: ” A Corvo se va por ir”. He ahí la razón del viaje -esto lo digo yo- “viajar por viajar”, ¿cabe mayor atrocidad?

      Pero a lo que vamos, como me sucede cuando un autor me ronda, no tuve más remedido que echarme al coleto un libro de Tabucchi para exorcizar el fantasma. Pude coger algunos de los más comerciales, Sostiene Pereira o La cabeza perdida de Damasceno Monteiro; también pude leer, y es muy cortito, el que más admira Vila-Matas, Dama de Porto Pim, pero preferí leer una obra de madurez, más desestructurada,  Se está haciendo cada vez más tarde. Bajo la forma de cartas dirigidas a una mujer, T va desparramando relatos en los que lo de menos es la historia, el argumento; por encima de todo, lo único, lo esencial, es una prosa deslumbrante que te envuelve y te transporta a otra dimensión, como escuchar una buena sinfonía, observar un hermoso cuadro, o comer una buena lubina salvaje al horno, regada con una botella de Godello.  Ya me entienden.

          De verdad de la buena, por favor no se pierdan a Antonio Tabucchi.

       En uno de sus relatos, un personaje dice que en la vida hay personas que escogen el silencio porque intuyen que hablar, y sobre todo escribir, es siempre una manera de llegar a un compromiso con la falta de sentido de la vida. Afortunadamente, Tabucchi trató con la escritura de descifrar el insondable código de la existencia. Y nos dejó algunas pistas.

Anuncios

Acerca de Oesido

Tengo muchas dudas y ninguna solución. Sólo sé que hay mucho imbécil, algún malvado y escasísimos sabios.
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Antonio Tabucchi

  1. JJJ dijo:

    No tiene nada que ver con Tabucchi, pero sí con las sugerencias literarias que compartes.

    Hace unas semanas descubrí un blog literario también que me ha llamado mucho la atención.

    http://ladamadelasnieves.wordpress.com/

    Saludos.

  2. Valeria dijo:

    Hola Oesido! HAce tiempo me dio fiebre Tabicchi y lei un montón de sus libros, ahora hace tiempo no leo ninguno. Me dio tristeza enterarme de su fallecimiento, pero por suerte los escritores se quedan con nosotros a través de su obra. Saludos

  3. Fotógrafo Accidental dijo:

    Antes de leer a Tabuchhi me parecía un tipo coherente; esa era la impresión que me daba. Pero después de conocerlo como escritor esa impresión se convirtió en profunda admiración y respeto. La palabra “sostener”, como verbo arquitectónico aplicable a personas de conducta ejemplar y tenacidad rocosa, pasó a ser para mi un sinónimo del apellido Tabucchi. Ya, ya sé que no hay que confunfir al autor con su obra, porque el autor puede ser alumno aventajado de Maquiavelo y Sade, y, sin embargo, su obra puede ser hija, al mismo tiempo, de Afrodita y Atenea Palas (la cual, por cierto, prejuicio machista o no, siempre me ha parecido un marimacho).
    Como dice una canción de Sabina “a mi las moralinas me hacen vomitar”, pero, con todo, Tabucchi Sostiene, y eso es lo que a mi me ha quedado. Descanse en Paz y que su obra siga dando mucha Guerra.

  4. microcambios dijo:

    Los lectores obsesivos tenemos un no sé qué alarmante. Cuando nos da por algo, pues nos da por algo de verdad. Antes de que se publicara Sostiene Pereira, la novela de la fama, había leído Réquiem que para mí es su joya, aun llevándole la contraria a Vila Matas. Réquiem es una declaración de amor a Portugal en toda regla y el primer libro que escribió Tabucchi en portugués. Quizás por eso sea un libro onírico, tristón, de ajuste de cuentas y ausencias pero siempre con la marca humorística de la casa (como el episodio del cocodrilo de Lacoste en el mercadillo). Lo conocí personalmente en Ferrol el 4 de septiembre de 2003 en una conferencia suya sobre los gitanos por los que sentía auténtica debilidad. Recuerdo la fecha no porque tenga buena memoria sino porque me dedicó sus libros. Le llevé todos los anagrama amarillos menos el réquiem que lo tengo en otra edición y él se quedó un poco fastidiado de tener que firmar tantos para una misma persona. Hablaba español bastante bien pero en Ferrol utilizó su amado portugués.
    De toda su obra me quedo con Pequeños equívocos sin importancia, Nocturno Hindú, la ya citada Réquiem, El ángel negro, Dama de Porto Pim y Sostiene Pereira. No me convenció Se está haciendo cada vez más tarde y tampoco me pareció para echar cohetes la cabeza perdida de Damascenio Montero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s