Coetze, o la mala vida

   

         Cuando leo a Coetze descubro un autor que escribe, aparentemente, con una facilidad pasmosa. Su bolígrafo se desliza por el papel con rapidez, elegancia, sobriedad.  Te cuenta esto y lo otro con gran capacidad de síntesis, con una expresión clara y fluída.  Sus  personajes se nos muestran con precisión, de manera que los sientes vivos, son creíbles. Hasta ahí bien, ¿no es cierto?. Pero … Ay! los peros, Coetze es aburrido, tedioso, triste,  y así son sus historias y sus personajes. A mí, por lo menos, sus novelas me aburren y él, él, él me ataca los nervios. En sus tres libros autobiográficos, Infancia, Juventud y Verano, Coetze se nos muestra como un tío soso, con una vida aburrida, sin empatía con nada ni con nadie. Coetze se autoinculpa de pertenecer a un país, Sudáfrica reo del delito de joderlelavidaalosaborígenesnegros y ese crimen, esa vergüenza, es un estigma que impregna de culpa su existencia y la de sus paisanos.  En Infancia es un niño extraño entre sus compañeros de clase, en Juventud, un joven desarraigado; y en Verano, narrado bajo la figuración de que ya ha muerto y un periodista está recopilando una serie de testimonios de personas que le conocieron en vida, un hombre maduro, que lleva una vida mediocre, en un entorno gris, y al que poco menos que rehuyen todos aquellos que se acercan a él en cuanto le conocen un poco.

    Nunca he tenido aprecio alguno por este tipo, por sus historias, pero lo cierto es que lo seguía leyendo, que tengo casi toda su obra. Cuando hace poco acabé su ultimo libro autobiográfico Verano, me detuve a pensar en las cosas que nos cuenta el puñetero australiano. Todo el libro es un intento continuado y persistente por parte de Coetze para convencernos de su carácter retraído y aburrido, del peñazo que es su vida. Y de pronto se me encendió la bombilla. Vi la luz, comprendí cual es el motor que guía la obra literaria de Coetze. A Coetze le falta cariño, amor, comprensión. Y toda su obra es un grito angustioso a cada uno de los lectores, a toda la humanidad, pidiendo, rogando que le queramos un poco,  que le demos amor,  que le pasemos un brazo por el hombro y le digamos. “Venga tío anímate un poco hombre, que la cosa no es para tanto

      Ahora que he captado el mensaje he empezado a interpretar su obra bajo otro punto de vista y he empezado a ver al escritor Coetze bajo otro prisma.

   Pues eso, Coetze, tío, que te quiero un poco, vale; que sí, que no eres la alegría de la huerta, pero tienes tu punto. Un besito, eh!, y a ver si te buscas una novia, que seguro que alguna comprenderá ese rollo masoquista que te traes. Y que nacer sudafricano y blanco es jodido, pero hay posibilidades peores;  ser español no te creas tú que no acarrea también algunos estigmas genéticos, pregúntale a los alemanes, je, je.

Anuncios

Acerca de Oesido

Tengo muchas dudas y ninguna solución. Sólo sé que hay mucho imbécil, algún malvado y escasísimos sabios.
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Coetze, o la mala vida

  1. Andrea dijo:

    me encantó lo personal y visceral de tus comentarios sobre Coetzee.. y esa hipótesis desopilante!
    me duerme, Coetzee me duerme.
    saludos,
    A

  2. Mario dijo:

    Me pasa con este escritor que me pare ce muy bueno pero que sus libros necesitan del lector un estado de wawanco que solo se logra bajando la frecuencia de la respiración. Me gusta su personaje ELizabeth Costello, a la que imagino una vieja amarga, como debe ser él, porque es terriblemente desalmada y l o la literatura necesita de esos personajes.( o sus lectores ) aún tengo a Foe esperando en el anaquel y la vida de Michael K , creo que vida desgraciada o maldita o indigna, no sé.
    Cambiando de tema: qué me dice del último de Vila Matas , da para comprarlo ?

    saludos

    • oesido dijo:

      El último de Vila-Matas? Me duele decirlo, bien sabe Dios lo que respecto a VM, pero su ultimo libro se me cayó de las manos, Mario. Una decepción. Saludos

  3. Marian dijo:

    Me pasó hace bastante que intenté leer algo de este autor (ni recuerdo el título) y que lo abandoné. Nunca más volví a intentarlo. Pero me ha encantado tu punto de vista y el giro que te ha hecho cambiar de opinión (al menos un poco) sobre sus libros.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s